Toda historia tiene un comienzo…


Y aunque como diría mi pareja estoy diciendo algo obvio no deja de ser menos cierto. La razón del título de este primer artículo (no me gusta el anglicismo post) viene del tiempo que he tardado en empezar mi propio proyecto en Internet.

Desde hace años he tenido la inquietud de crear una web. Primero quise hacer algo muy relacionado con mi profesión como forma de promocionarme a través de Internet y como vehículo para aprender a programar páginas web. Luego pensé que mejor sería hacer algo que tuviese relación con mi trabajo pero que tuviera una orientación más colaborativa. Sobra decir que empecé ambos proyectos y que los 2 quedaron aparcados.

Con el tiempo he seguido dándole vueltas a la idea pero nunca la he retomado del todo hasta que un acontecimiento me ha dado la posibilidad de una tercera vía: la crisis económica mundial. Aunque ya hace bastante tiempo que sufrimos este retroceso económico, el maremoto que provocó a nivel mundial me hizo darme cuenta de que necesitaba expresar mi opinión sobre el tema fuera del círculo de mis amigos. Sentir que quería decirle a todo el mundo lo que pensaba, incluyendo políticos, economistas, empresarios (aunque lo más probable es que nunca sepan ni siquiera que existo) y todos aquellos que quisieran oírme.

A medida que mi indignación crecía descubrí que había otros muchos temas igual de importantes sobre los que opinar. En muchos casos a la mayoría de la gente ni les interesaba ni les preocupaba. En otros sencillamente eran temas que los hacían pasar tan desapercibidos que el común de los mortales no nos enterábamos. Entonces decidí que era el momento de hacer algo ¿y qué mejor opción que escribir un blog?

Este es el comienzo de la historia, que espero que se mantenga al menos el tiempo suficiente para conseguir que algunas personas se den cuenta de que su opinión importa. En cuanto al resto de mis proyectos intentaré recuperarlos ya que creo que también podrían ayudar a otras personas y un poco a mi.

Por si alguien se lo pregunta el nombre del blog es un homenaje a una perrita que recogimos de la calle y que últimamente ha cogido la costumbre de llevarse los calcetines del cesto de la ropa. Es mi ladrona de calcetines.

Y si has leído hasta aquí muchas gracias, espero que quieras seguir leyendo en el futuro.

Fin de la entrada.

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. pinonauta
    Oct 13, 2009 @ 08:19:33

    Buenísimo!!!!!!!!
    Te felicito………. estupendo……… genial!!!!!!
    Me alegro mucho por tu iniciativa, y espero que encuentres en este ciberespacio un vehículo de expresión y comunicación. Te leeré. Hacemos blogs para que nos lean… y si no nos leemos entre nosotros…. jeje…. ya me dirás quién nos leerá….
    Un blog es ese otro que nos deja escribirle encima, es realmente el depositario de esos pensamientos que, a causa de la celeridad cotidiana, quedan suspendidos para otro momento.
    Yo empecé uno hace un tiempo, luego me atrapó facebook y un poco twitter, pero mi corazoncito está en el blog.
    Nos seguimos leyendo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: