La conjura de los necios


No he podido resistirme a usar el título de la famosa novela de John Kennedy Toole para titular esta entrada. Aunque no tiene nada que ver con la magnífica novela de este autor si tiene que ver con conjuras.

Hace ya bastantes meses me leí un libro de Daniel Estulin titulado “El club Bilderberg”. En líneas generales trata sobre un selecto y secreto club formado por importantes empresarios y políticos de todo el mundo que se reúnen con la intención de definir el futuro de la humanidad.


En líneas generales tengo que admitir que soy muy desconfiado. Y cuando se trata de poder económico y político soy todavía más desconfiado. Pero eso no significa que me crea cualquier historia sencillamente porque si. Mi propia desconfianza me obliga muchas veces a no creer en ciertas historias aunque quiera creerlas.

Vivir en democracia significa que las personas deben demostrar con pruebas las acusaciones que hagan contra alguien. A mi entender el libro de Daniel Estulin no presenta pruebas irrefutables pero si al menos las suficientes para una duda razonable, lo que deja al criterio de cada uno si quiere creer o no las afirmaciones de su libro. Pero no voy a escribir sobre el libro de Daniel Estulin aunque tenga una relación muy directa con esta entrada.

Después de leer el libro no volví a darle más vueltas al tema. Me parecía una buena teoría conspiratoria pero aunque me generaba dudas me parecía que flaqueaba a la hora de presentar pruebas concluyentes. Pero hace un par de semanas recibí uno de esos correos a propósito de la gripe A que hablaba sobre el enorme negocio que están haciendo las farmacéuticas a propósito de esta “terrible” pandemia. Investigando un poco llegué hasta aquí.

Leyendo el artículo llegué hasta un párrafo en el que se hablaba de una conspiración para crear un estado supranacional y diezmar la población mundial. Esta parte me llamó la atención porque coincide con las afirmaciones de Daniel Estulin en su libro. Y me hizo recordar una tercera cosa.

Unos días antes había visto este vídeo en el que Rauni Kilde alta funcionaria médica en Finlandia* afirma que lo de la gripe A es un intento más de diezmar a la población mundial y hace, de nuevo, referencia al club Bilderberg.

Evidentemente las 3 cosas por separado no llaman la atención. Parecen el tipo de conspiraciones de una película o de una novela. Y el problema radica en que parecen teorías descabelladas porque como personas racionales nos parece totalmente absurdo que un amplio grupo de personas tenga en mente aniquilar parte de la raza humana.

Pero ¿y si fuésemos racionales?

Que cada saque sus propias conclusiones, aquí no hay pruebas irrefutables, solo dudas razonables.

Fin de la entrada.


*Parece que hay cierta confusión con esto. Al parecer la señora Kilde fue una funcionaria de alto rango que por su puesto ocupó el puesto del Ministerio Nacional de Salud de Finlandia. En última instancia no me queda claro si fue ministra o ejerció labores de ministra.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. pinonauta
    Oct 19, 2009 @ 21:18:50

    Javi… es facinantemente aterrador pensar en esas conspiraciones. No creo que sean verdad, pero por algún motivo nos atrae esa idea.
    Veías los X Files?? Mulder y Scully?? Y qué me decís del smoke man…??

    Responder

  2. Javier Sánchez
    Oct 19, 2009 @ 21:50:12

    Por supuesto que veía los X Files, un auténtico clásico. En mi caso no solo es atracción sino que realmente creo que este tipo de conspiraciones existen o pueden existir por un sencillo principio: se cometen horribles atrocidades en nombre de cualquier causa por burda que sea.

    Ahora bien, eso no significa que me crea las teorías sin pruebas pero hay que aceptar que el poder, el dinero o la religión han provocado algunos de los genocidios más grandes de la historia. Esa es realmente mi terrorífica duda.

    Responder

  3. Suricat
    Oct 22, 2009 @ 11:23:53

    ¡Enhorabuena por el blog, amigo! La verdad es que promete cosas interesantes… Esto de las conspiraciones supongo yo que tiene una parte de realidad y otra imaginada, que quisiéramos que fuera cierta, ya que así podríamos aliviar nuestra suspicacia. De todos modos, como decía el gran Quevedo, “poderoso caballero es Don Dinero”. Y cuando la pasta se junta con el poder, no es de extrañar que el ser humano cometa atrocidades inimaginables. Lástima que no tenga tiempo para investigar estos asuntos, pero para eso ya cuento con alguien que me mantiene informado, y que, de paso, me llena la cabeza de pajaritos (lo cual no es nada complicado). ¡Me apunto también al club de los desconfiados!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: