Quiero ser un iPhone


En el actual mundo de los móviles listillos (smartphones) hay sin duda un claro ganador temporal: el iPhone. Llegó con una pantalla multitáctil (una evolución de las pantallas táctiles de toda la vida), sin teclado y con una revolucionaria interfaz con el sello indiscutible de la casa; bonito, rápido y, sobre todo, sencillo de usar. Y como suele pasar con Apple le salieron imitadores como setas por todos sitios.
Pero esto fue hace tres años. Desde entonces ha llovido mucho y los imitadores se han convertido en competidores por dos razones: han mejorado lo que ofrecía Apple y han sabido orientarse a otros mercados. No hablo por supuesto de Windows Phone, Blackberry o WebOS (de Symbian ni hablamos, está totalmente fuera de juego) sino de Android, el sistema que tiene todas las papeletas para convertirse en el referente en móviles inteligentes en un futuro cercano.

El actual campeón

El actual campeón

Aunque muchos acusen a Android de ser una imitación mala del iPhone OS creo que no hay afirmación más errónea que esa. El iPhone ha nacido y se ha desarrollado con una clara función: ser una extensión multimedia y el “hermano mayor” de la saga iPod. En la presentación oficial del móvil en enero del 2007 destacan claramente su función de reproductor de música y de vídeo incluso por encima de su capacidad como dispositivo para Internet. Lo veían tanto como un teléfono/reproductor de medios que la única forma de programar aplicaciones era a través de javascript, CSS y HTML. Confiaban tan poco en el éxito del iPhone que anunciaron que estarían contentos con vender 10 millones de teléfonos el primer año.

Al final el éxito les estalló en la cara. En el primer año se vieron obligados a desarrollar un SDK para desarrollar aplicaciones que fue presentado en junio del 2008. Y luego vino la App Store inspirada en las tiendas “piratas” que se crearon al margen de Apple y AT&T. Pero esa es otra historia.

La consecuencia de este experimento ha sido que los cambios que se podían hacer al iPhone OS para hacerlo “más moderno” se tienen que hacer con mucho cuidado para no cambiar la experiencia de usuario de millones de clientes y no romper la compatibilidad con las más de 80.000 aplicaciones que existen ahora mismo. Por eso añadir, por ejemplo, multitarea es un problema complicado. Se le podría llamar un “efecto Windows”: tienen una plataforma tan famosa y tan usada ahora mismo que cambiar cualquier cosa podría crear más problemas que soluciones.

El candidato a la corona

El candidato a la corona

Android en cambio ha sido creado desde el principio con otra mentalidad. Al ser Google uno de sus principales impulsores el sistema ha sido desarrollado con la idea de estar permanente conectado a todo tipo de servicios en la red. Tanto es así que las aplicaciones multimedias son muy pobres e incluso ni tan siquiera cuenta con una aplicación para tomar notas. Pero tiene un potente sistema de notificaciones en tiempo real y la multitarea es una de los pilares básicos de funcionamiento. Además cuentan con la ventaja de que no es un sistema muy popular y el público que ha terminado comprándolo es gente muy aficionada a “cacharrear” con todo tipo de dispositivos, lo que llamaríamos un usuario avanzado en contraposición al usuario “tipo” de Apple.

Por eso me resulta chocante el interés que tienen algunos en hablar de los iPhone killer. A mi entender Apple se ha decantado por un mercado muy determinado que es un usuario que busca un móvil que le sirva para llamar, ver películas, escuchar música y jugar. El Android va destinado a gente que busca un dispositivo* que le permita ejecutar aplicaciones de todo tipo y sobre todo de tipo más empresarial (con lo cual compite más con RIM y su Blackberry).

En definitiva, si quieres un iPhone, cómprate un iPhone. Si quieres un móvil que parezca un iPhone, cómprate un iPhone. Y si quieres otro móvil busca el que mejor se adapte a tus necesidades. En mi caso ha sido el HTC Hero.

Fin de la entrada.

*Normalmente hablo de dispositivos Android porque debido a su versatilidad es un S.O. que funciona en Internet tablets, netbooks y dentro de poco parece que también en un lector de libros electrónicos.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: El Héroe que quería volar. « ladrona de calcetines
  2. Trackback: Quiero-ser-un-iPhone : Sysmaya
  3. Trackback: The “Big (Nexus) One” « ladrona de calcetines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: