La reforma del mercado laboral

Hoy se produjo en Madrid una manifestación de los sindicatos a favor de los derechos de los trabajadores que se ven amenazados estos días por los efectos de la crisis. Desde la derecha representadas mayoritariamente por el PP y la CEOE defienden el cambio del mercado de trabajo mientras desde la izquierda socialista y los sindicatos se niegan a tocar los derechos laborales.

Y no puedo estar más de acuerdo con esa reforma.

Más

Anuncios

¿Oportunidad o problema?

Hoy me he levantado con dos noticias relacionadas con la ciencia y la educación. Por un lado el lunes comenzó la conferencia internacional del clima en Copenhague, salpicada durante toda la semana por el “Climagate”. Por otro el gobierno español ha firmado un convenio de colaboración con Microsoft para la dotación tecnológica del programa Escuela 2.0

Ambos casos son diferentes, por supuesto, pero a la vez tienen algo en común: los dos son una oportunidad. Uno es el de una oportunidad perdida y el otro puede ser una opción de futuro.

Más

Dos líneas

Con la que se ha armado en la escena política e internauta española en la última semana era difícil escapar a la enorme campaña mediática que se ha formado. Buscando información y opiniones sobre lo que estaba ocurriendo me tropecé con estos artículos: “Haciendo amigos” y “El manifiesto, si y no

He de admitir que me gustaron mucho sus opiniones y creo que siempre es importante oír voces disonantes con respecto a la opinión general porque ayuda a esclarecer los hechos. Pero también creo que en esta ocasión han arañado únicamente la superficie del problema y se han quedado en lo más evidente.

Más

Todos culpables

No me conoce de nada. Y yo no lo conozco a él. Jamás nos hemos visto, nunca nos hemos cruzado una palabra y es muy probable que jamás lo hagamos. Y aún así le debo una disculpa. Una disculpa por partida doble.

Más

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

El día de la infamia

Infamia: (Del lat. infamĭa). 1. f. Descrédito, deshonra. 2. f. Maldad, vileza en cualquier línea.”

Hace tiempo que tenía intención de escribir una entrada a propósito de los intereses económicos que se mueven alrededor de la música. Por un lado haciendo hincapié en la falta de visión de las empresas discográficas para adaptar su negocio a los nuevos tiempos. Por el otro denunciando una vez más el afán predatorio de las entidades de gestión de los derechos de autor cuyo máximo exponente es la SGAE.

Pero los acontecimientos acaecidos hoy* hacen que todo esto pase a un segundo plano. Un tercer actor al que se le supone neutral y defensor del bien común ha entrado en escena: el Gobierno de España.

Más

Multiplicidad

Hace poco Google presentó Chrome OS, su nueva apuesta en el terreno de los sistemas operativos con un enfoque diferente a lo que se entiende habitualmente como sistema operativo. Desde aquí voy a intentar explicar cuáles son los cambios respecto a lo que usamos hoy en día y cómo va a afectar a nuestra vida todo esto. Bienvenidos a la era de la ubicuidad.
Más

A %d blogueros les gusta esto: