Multiplicidad


Hace poco Google presentó Chrome OS, su nueva apuesta en el terreno de los sistemas operativos con un enfoque diferente a lo que se entiende habitualmente como sistema operativo. Desde aquí voy a intentar explicar cuáles son los cambios respecto a lo que usamos hoy en día y cómo va a afectar a nuestra vida todo esto. Bienvenidos a la era de la ubicuidad.

Cómo estamos

Los ordenadores* para su funcionamiento precisan de un sistema operativo (S.O.) que gestiona el hardware y permite ejecutar las aplicaciones que usamos. En un principio había pocos ordenadores que estaban relegados a empresas y universidades habiendo una enorme cantidad de sistemas hechos a medida para esos ordenadores y que normalmente ejecutaban aplicaciones muy específicas. Pero a medida que los ordenadores se fueron popularizando surgió la necesidad de crear un sistema operativo genérico que permitiera un uso más genérico. Además a medida que fue creciendo el número de ordenadores personales aumentó en igual medida el hardware y las aplicaciones disponibles para ellos.

Con el paso de los años los sistemas operativos se han convertido en complejos programas con millones de líneas de código, poco modulares y que son de gran tamaño para dar cabida a la enorme variedad de hardware y programas que hay. Resultado de esto es que los sistemas operativos actuales tienen tendencia a tener más errores y ser más lentos al aumentar su complejidad.

La informática personal nació en una época en la que los ordenadores eran personales en todo el sentido de la palabra. Comprabas el ordenador, lo llevabas a casa y usabas las aplicaciones que necesitabas. No se conectaban a nada, estaban aislados y lo usaba la familia en exclusiva (y los amigos que invitabas). Esto ha provocado que al igual que los sistemas operativos, las aplicaciones y todos los datos generados por ti (textos, fotos, contactos, etc.) estaban –están todavía- en el ordenador y es ahí donde los usas.

La encrucijada

Paralelamente al desarrollo de la informática personal se fue desarrollando un sistema de comunicación que se ha convertido en global y que ha permitido una nueva revolución en la forma de comunicarnos, de hacer negocios, de relacionarlos y de gestionar nuestra información personal: Internet**

Desde el origen de Internet hasta ahora la evolución propia de todas las tecnologías humanas ha llevado a que actualmente existan las redes sociales para comunicarnos, aplicaciones web para trabajar o jugar y multitud de webs de información, cultura, aprendizaje… Casi todo lo que un usuario particular hace puede hacerlo directamente en Internet.

Este cambio social, económico y político que representa internet es también el punto que marcará la siguiente generación de sistemas operativos en el mundo de la informática.

Hacia donde vamos

En el año 2009 los ordenadores siguen necesitando un sistema operativo pero con el cambio en las formas de uso y sobre todo en la gestión de los datos se plantean nuevos retos a superar.

Actualmente se tiende a usar los ordenadores en el hogar más que nada para usar las redes sociales, consultar el correo, bloquear, buscar información, leer periódicos, ver vídeos… En la gran mayoría de los casos no se usa para nada más. En este contexto es lógico pensar que no tiene sentido tener un ordenador con un sistema operativo grande y lento para ejecutar en la mayoría de los casos un navegador de Internet y poco más.

Nace entonces la idea de desarrollar lo contrario: un sistema operativo que cargue solo lo más básico, que sea rápido y que tenga pocos errores al ser mucho más pequeño. En este punto es cuando Google presenta un nuevo miembro de su amplia familia: Chrome OS

¿Qué es Chrome OS?

Es un sistema operativo. Es un navegador web. Es las dos cosas.

Google Chrome OS

Captura de pantalla del presentado Google Chrome OS

Chrome OS*** no es ni más ni menos que el navegador Chrome convertido en sistema operativo. Así de simple. Sus características son –serán, no ha salido todavía- estas:

– en un principio será únicamente para netbooks

– el hardware será desarrollado por Google en colaboración con algunos ensambladores de ordenadores. Lo que implica que no se podrár instalar en cualquier ordenador, solo en los certificados por Google

– será muy rápido, cargándose en cuestión de segundos

– será muy básico porque solo abrirá una aplicación: el navegador web

– no se podrán instalar aplicaciones y por lo tanto todos los datos del usuario residirán en Internet (excepto aquellos necesarios para el funcionamiento)

Poco más hay que añadir a todo esto. La intención de Google es clara: todo ha de pasar por sus servicios ya que ese es su negocio. Pero además plantea un cambio en la forma en el que la gente va a vivir su vida y a gestionar su información personal y sus datos. Las generaciones que han nacido y vivido con Internet se adaptarán sin problemas porque agradecerán el cambio que propone Google. La pregunta es ¿sabrás adaptarte y convertirte en un ciudadano digital?

Fin de la entrada.

*http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_informática
**http://es.wikipedia.org/wiki/Internet
***http://www.chromium.org/chromium-os

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: La revolución autoinducida « ladrona de calcetines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: