Conviviendo con Android


Reproducción de un artículo que escribí para la web faq-mac.

En el mundo de la telefonía móvil actual el iPhone es el líder indiscutible. Si además eres usuario de mac, la integración entre ambos hace que haya pocas opciones mejores si estás buscando un smartphone. Pero las hay, y en mi caso la elección ha sido Android. Me gustaría compartir mi experiencia con el sistema operativo de Google después de usarlo a diario durante seis meses.

De la parte hardware del teléfono hay poco que decir y es que HTC es uno de los mejores fabricantes que hay en la actualidad. Se trata de un móvil muy completo y la única pega que se le puede poner es la falta de flash, aunque siempre he creído que las cámaras de los móviles son realmente malas y poco útiles y la adición de un flash no va a mejorarlas.

Al grano: el sistema operativo

Puedes tener el mejor hardware del mundo pero lo que marca la diferencia es el sistema operativo y las aplicaciones. Lo diré sin paños calientes: Android es un buen sistema… pero le falta madurar.

El escritorio de Android es una especie de Dashboard mezclado con Finder donde puedes colocar accesos directos a casi cualquier cosa y widgets con toda la información que necesitas. Esto hace que trabajar sea muy cómodo porque en la pantalla principal puedes tener la información que necesitas y lo que más usas a mano.

Una característica de la interfaz Sense, además de la mejora del aspecto visual de Android, es que hace una buena integración de algunas redes sociales. De esta forma puedes enlazar tus contactos de la agenda con su cuenta en facebook o flicker, apareciendo los cambios directamente en la agenda. Lo malo es que no los notifica y hay que entrar en ella para verlos, resultando un poco incómodo.

La multitarea funciona bastante bien y puedes tener varias aplicaciones abiertas en segundo plano entre las que puedes ir cambiando. Pero lo mejor de la multitarea es, según mi opinión, las notificaciones. Reconozco que no podría vivir sin ellas. Cualquier aplicación te puede mandar una notificación: desde una llamada perdida, hasta un mensaje en twitter o un correo electrónico. Algunas aplicaciones como el reproductor de música incluso tienen accesos directos en la barra de notificaciones. Y me encantan por dos razones: no interrumpen lo que estés haciendo y las notificaciones aparecen sea cual sea la aplicación que estés usando. Es para mi el punto fuerte de Android.

Pero también hay aspectos por mejorar. La multitarea ralentiza mucho el teléfono en algunas ocasiones, sobre todo cuando está descargando muchos datos, imagino que porque tendrá muchos accesos a disco. Por otro lado, la interfaz Sense tiene un diseño bonito y elegante pero exige un mayor consumo de recursos del móvil, lo cual hace que no sea tan ágil como otros Android.

En el aspecto multimedia Android está muy flojo aunque en mi caso particular no me preocupa porque mi interés está más centrado en estar conectado permanentemente que en la parte lúdica. Con cinco megapíxeles la cámara del teléfono no es mala, pero es excesivamente lenta al tomar y guardar las fotos por lo que éstas no salen con toda la calidad que podrían. Me parece que se trata más de un problema de software que de hardware y creo que en la versión 2.0 del sistema ya lo han corregido. De la grabación de vídeo ni voy a hablar porque resulta realmente muy, muy mala.

¡Son las aplicaciones, estúpido!

Lo que hace realmente interesantes los smartphones son precisamente las aplicaciones que puedes instalarles. En este sentido no he tenido ningún problema para encontrar todo lo que necesito: tengo clientes de twitter, facebook, lectores de rss, juegos, etc.

Aunque hay muchas aplicaciones y muchas de calidad lo cierto es que se nota la mano amateur o muy técnica en gran parte de los programas. Para un maquero un buen diseño de interfaz es muy importante y en eso fallan muchas de las aplicaciones para Android. Afortunadamente el crecimiento del mercado hace que cada vez estén entrando más desarrolladores profesionales, por llamarlos de alguna manera, y que cuidan tanto la funcionalidad como el diseño.

Lo que si es realmente grave desde mi punto de vista es la enorme fragmentación del Android Market. Actualmente y dependiendo de la versión del sistema operativo que tengas puedes acceder a una versión de la tienda con más o menos opciones. En mi caso tengo una versión antigua que no me permite descargarme ciertas aplicaciones, aunque el teléfono tenga la capacidad suficiente para ejecutarlas.

Mención aparte merece la sincronización de datos. El teléfono viene con una utilidad para sincronizarlo con Windows pero carece de la misma para Mac,. La solución más rápida sería comprar un programa de sincronización como el Missing Sync, aunque es quizás un poco caro para lo que ofrece. En mi caso opté por otro camino. Android te obliga a tener cuenta en gmail así que sincronicé los datos de agenda y calendarios del mac con la cuenta de gmail y ésta se sincronizó automáticamente con el móvil. Me dio algunos problemas de contactos duplicados las primeras veces pero ahora funciona perfectamente. Para la sincronización de archivos y música estuve probando el programa DoubleTwist pero no me terminó de gustar así que he optado por copiar lo que quiero manualmente.

¿Conclusión?

Se me quedan muchas cosas en el tintero que me gustaría contar pero ya me estoy alargando demasiado. Como ya he dicho es un sistema al que le falta madurar y que tiene algunas carencias e inconsistencias. También es cierto que para un usuario de mac acostumbrado a la facilidad y a la integración casi perfecta de los productos de Apple puede resultar molesto en muchos aspectos.

Los primeros días tras recibir el teléfono me sentí un poco decepcionado. La interfaz y la ejecución general del teléfono eran lentas y las aplicaciones no estaban al nivel al que estaba acostumbrado en el mac. Pero los problemas de lentitud se han ido solucionando y con el uso diario del teléfono he ido descubriendo sus virtudes. Igualmente las aplicaciones han ganado en cantidad y calidad y a día de hoy no tienen nada que envidiar a otras plataformas.

¿Se lo recomendaría a alguien? Si, aunque con matices. Usar Android exige una cierta capacidad de “sacrificio” y renunciar a ciertas comodidades pero creo que será cuestión de tiempo que eso cambie. Yo por mi parte estoy muy contento con mi elección y creo que seguiré con Android durante mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: