Creando opinión (y dos)


“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”. Albert Einstein.

Ya tenía escrita una entrada sobre estosololoarreglamosentretodos.org en la que resumía mi postura a propósito de esta campaña que tantas pasiones ha levantado entre los españolitos de a pie. Pero parece que el tema va para largo y en la red se multiplican los argumentos en contra y a favor. Así que las circunstancias me obligan a escribir este segundo artículo para explicar, justificar o defender –según se prefiera- mi postura.

Desde la demagogia a la desconfianza, pasando por el color político o el despilfarro económico y por supuesto, la más pura manipulación para promover el consumismo, la lista de argumentos contrarios a la campaña es abundante.

¿Y qué puedo decir? Después de mi exaltado discurso con el que pretendía contagiar mi entusiasmo por mejorar las cosas, siento, tras leer otros artículos y opiniones, que además tengo que explicarlo. No voy a entrar en si hay una intencionalidad económica o política más allá de la que se muestra porque lo desconozco. Siendo como soy de desconfiado me atrevería a decir que si, pero mi fe en esta campaña radica en el mensaje que transmite, que son ganas de cambiar las cosas y que lo hagamos todos. Prefiero imaginarme la situación actual de crisis como una catástrofe natural: una circunstancia en la que la colaboración de todos es lo que permitirá superarlo.

Así que no me parecen justas muchas de las afirmaciones que se vierten contra esta campaña. La desconfianza que genera porque esté patrocinada por grandes empresas a las que acusan de querer lavar su imagen, y que buscan como único fin que la gente consuma más. No voy a discutir lo absurdo de esta afirmación porque de simplista que es raya lo obsceno. Las empresas promotoras –o colaboradoras- son de las más fuertes del país, las que siguen ganando mucho dinero y de las que ya se consumen sus productos porque son vitales. Y parece que muchos no se han dado cuenta de que vivimos en una sociedad cuya base económica es el intercambio comercial o, más llanamente, el consumo de productos.

Otra de las acusaciones es el coste de la campaña, de aproximadamente unos cuatro millones de euros y que se emplearían mejor en ayudas a empresas. No dudo que ese dinero podría ser mejor empleado pero como no es un dinero público sino privado se lo gastan como quieren.

No seguiré dando mis razones para desarmar los argumentos ajenos, cada uno creerá lo que quiera según lo que opine o piense. Pero si quiero hacer una última reflexión. Si algo caracteriza a este país es la facilidad con la que todos somos capaces de quitarnos culpas y que es equiparable a la rapidez con la que responsabilizamos de todo al gobierno de turno. Mientras las cosas iban bien, la economía funcionaba y nos convertíamos en un país próspero y rico y no nos preocupábamos mientras intentábamos sacar tajada de la situación con más o menos éxito. Pero cuando las cosas han empezado a ir mal todos hemos responsabilizado al gobierno, girando la cabeza y negando cualquier tipo de responsabilidad en lo que estaba pasando.

Ha sido culpa del banquero, del constructor, del gobierno. Pero también ha sido culpa de cada uno de nosotros. Desde el que pidió más créditos de los que podía pagar sin pensar en el futuro. Del que no se preparó adecuadamente y dejó los estudios para ganar dinero fácil y rápido en la construcción. Y de los que no dimos la voz de alarma para avisar de que estábamos construyendo una economía sobre arenas movedizas. Todos somos responsables y mirar a otro lado, echar la culpa al gobierno –que la tiene- y esperar que venga y nos solucione los problemas es una actitud, como poco, cómoda.

Lo dije en mi anterior artículo y lo repito: es un cambio de actitud. Es dejar de esperar a que alguien nos solucione la vida y luchar para salir adelante con las armas que se tengan. Aunque sea difícil, aunque exija un gran sacrificio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: