La Internet española en llamas


El jueves saltaba la noticia en El País: el grupo de profesionales de Internet que habían intentado reunirse con la ministra de cultura en diciembre se reunía en secreto con Leire Pajín para hablar sobre la ley Sinde, también conocida por Ley de Economía Sostenible. El escándalo se ha montado por el secretismo de la reunión, a solicitud del PSOE, y por la presentación de unas modificaciones a la ley que dan la espalda a las peticiones de los internautas.

La reacción en la red no se ha hecho esperar y ya hay multitud de opiniones acerca de lo que ha pasado. Una ola de indignación ha barrido los blogs españoles por lo que se ha considerado una claudicación a los intereses del gobierno del PSOE y las sociedades de gestión de derechos de autor por parte de los integrantes de la, mal llamada, “lista de la Sinde”. Aunque parte de las acusaciones también han ido contra Ramón Muñoz, el periodista que destapó el escándalo y al que se acusa de manipular la información en beneficio del gobierno.

Sobre todo este asunto hay en mi opinión muchas cosas muy poco claras.

La primera es que los de la “lista de la Sinde” se arrogaron la representación de los internautas, aunque insisten en que sólo se representan a si mismos y que nunca han actuado en nombre de la comunidad de usuarios de Internet. Resulta una postura difícil de aceptar porque precisamente han alcanzado la popularidad que los ha aupado al primer plano de la actualidad gracias al apoyo espontáneo e incondicional de los internautas. Es cierto que ya de por sí son personajes de referencia en sus campos profesionales, pero fueron llamados a reunirse en el ministerio por la repentina fama que alcanzaron en la red. Y no me molesta porque la mayoría no tenemos la posibilidad, facilidad o conocimientos para contactar con los dirigentes políticos de esta nación, así que realizan, les guste o no, una labor de representación de todos los que nos movemos en la red.

Tras el fracaso de la primera reunión en el ministerio el plan ha sido reunirse con las diferentes fuerzas políticas que forman el arco parlamentario para explicar la postura de los ciudadanos, excluidos desde el principio de cualquier negociación política. La última reunión ha sido el día 25 de abril con el PSOE y de todas han ido informando puntualmente de una manera u otra. Por eso me cuesta entender que los que se reunieron con el PSOE accedieran a no comunicar nada de la reunión durante y posteriormente a la misma. ¿No se preguntaron porqué tanto secretismo? ¿Por qué no estaba interesado el PSOE en comunicar la reunión? ¿Por qué no se levantaron y se fueron al conocer esta extraña petición del PSOE? Si en todo este proceso se ha procurado mantener siempre la transparencia no entiendo ese cambio en la forma de actuar. Y no me vale la respuesta de que actúan en su propia representación por lo que ya expliqué en el párrafo anterior.

Viendo con cierta perspectiva los acontecimientos acaecidos desde el 3 de diciembre tengo el convencimiento de todo este movimiento ha sido claramente manipulado casi desde el principio por el PSOE. Sabían que la ley iba a salir adelante de cualquier manera por lo que el partido gobernante retrasó sucesivamente la reunión hasta que fue aprobada por el consejo de ministros. Al reunirse posteriormente a la aprobación de la LES imposibilitaban cualquier negociación porque la ley ya no podría cambiarse excepto en el parlamento o el senado. Una jugada muy conveniente por parte del PSOE que de un golpe invalida cualquier contragolpe internauta y los muestra públicamente como un partido abierto al diálogo.

Parte importante en este juego ha sido Ramón Muñoz, el periodista de El País. No voy a entrar en su calidad periodística porque no lo conozco y no puedo opinar sobre sus motivaciones aunque admito que la suya puede ser una situación incómoda. La sensación que me ha dado después de leer muchas opiniones es que más que manipular la información, lo han utilizado desde el PSOE para menoscabar y enfrentar a los internautas que habían mostrado una anormal unidad hasta el momento.

En todo caso se agradece el esfuerzo y la intención, aunque esta última reunión haya sido un fiasco que ha roto el apoyo firme de la comunidad internauta y haya invalidado a los de “la lista de la Sinde” como interlocutores apropiados frente a unos y otros. El gobierno ha sabido usar su cintura política y la inexperiencia de sus interlocutores para quitarse de encima la molesta presencia que representan los ciudadanos digitales. Ya lo dice el refranero español, a río revuelto ganancia de pescadores. Y el río, me temo, anda muy revuelto.

Fin de la entrada.

Algunos enlaces de interés:

“Cuando predicas la transparencia, mejor ser transparente”

“La lista de Sinde, desordenada”

“Reunión con el PSOE”

El grupo del Manifiesto de Internet pide al PSOE que cambie la ‘ley Sinde’ para hacerla más garantista”

“Los autores del ‘Manifiesto’ proponen a Leire Pajín modificar la ‘Ley Sinde'”

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Tweets that mention La Internet española en llamas « ladrona de calcetines -- Topsy.com
  2. Trackback: Esperando una respuesta « Revele su rollo en tres minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: