Días de lobbies y rosas


Hoy mis queridos lectores me van a permitir este pequeño juego de palabras con el título de la magnífica película de Blake Edwards porque creo que resume muy bien lo acontecido en el Senado español.

PSOE y Telefónica ¿amigos para siempre?

Este martes se debatió en este hemiciclo la aprobación de la moción presentada por el Partido Popular para solicitar al gobierno que se garantice el principio de neutralidad en la red. Para los menos puestos en la materia no tiene nada que ver con la tristemente famosa Ley Sinde. En pocas palabras este principio busca evitar que los proveedores de Internet –Telefónica, Vodafone, Orange, Jazztel, etc.- hagan una discriminación del tráfico de datos que circula por sus redes favoreciendo a unos en detrimento de otros. Por si no se termina de entender bien dejo un vídeo donde se explica el concepto de una manera más gráfica y clara.

En anteriores artículos ya he comentado el desprecio que sienten nuestros gobiernos y políticos por los ciudadanos y cómo están mucho más interesados en los beneficios que les pueden reportar los lobbies. Evidentemente a ninguno de los proveedores de Internet de nuestro país le interesaba que la moción saliese adelante, como así ha sido. Y el mayor valedor de este ataque a la neutralidad en la red ha sido Telefónica quién ha encontrado en el Partido Socialista a un poderoso aliado.

Ya en febrero César Alierta, presidente de Telefónica, comenzó a advertir que la actual situación era insostenible para ellos y que más pronto que tarde los generadores de contenido tendrán que pagar para poder utilizar sus redes. Unos meses más tarde Julio Linares, consejero de Telefónica, repite el mismo discurso afirmando además que el modelo del sector puede quebrar debido a los mayores costes y menores ingresos. La cosa tendría visos de verdad si no fuera porque la semana pasada la “empobrecida” Telefónica anunciaba unos beneficios récord de 8.835 millones de euros.

Pero no cargaré las tintas contra la compañía de telecomunicaciones, porque al fin y al cabo ellos están haciendo lo que deben para cumplir su objetivo principal que es maximizar el beneficio. Contra quien hay que ir es contra el gobierno socialista y el PSOE que ha demostrado una defensa a ultranza de los intereses de Telefónica y de los suyos propios.

El espectáculo bochornoso del martes en el Senado es solo la culminación de un largo proceso que se lleva gestando durante muchos meses y cuyo primer paso público fue el respaldo del ministro de industria, Miguel Sebastián, a las tesis de César Alierta. Y digo que fue el primer paso público porque a los pocos días de las declaraciones del presidente de Telefónica y del apoyo del ministro de industria, el gobierno español pretendía impulsar –aprovechando su presidencia europea- lo que se ha llamado la tasa Google. Claro que ya un mes antes y en una reunión celebrada en Granada entre varios países europeos España presentó el documento* que esbozaba la tasa Google.

Unos meses más tarde la Comisión Europea abrió una consulta pública sobre la neutralidad en la red dirigida a operadores, proveedores de servicios y de contenidos, consumidores, empresas e investigadores. El gobierno español presentó sus propuestas a la comisión en las que muestra su postura respecto a la neutralidad en la red y en la que en el punto 4.3 deja claramente expuesto que:

“Los operadores habrán de encontrar entre estos modelos de negocio aquellos que les permitan mantener una inversión adecuada en infraestructuras, a través de ingresos que provengan tanto de los usuarios finales, a los que ofrezcan servicios de acceso convencionales, como de otros usuarios (como los proveedores de contenidos o aplicaciones) a los que ofrezcan accesos especializados y otras facilidades específicas (como capacidades de albergamiento o enrutamiento, gestión de clientes, tarificación por cuenta de terceros…) expandiendo así el modelo que, históricamente, vienen desarrollando las redes tradicionales con los servicios Premium.”

O lo que es lo mismo, se abre la puerta a que los proveedores de acceso –las operadoras de telecomunicaciones- puedan cobrar a los dos extremos de la red, al usuario por un lado y al proveedor de contenido por otro.

Por tanto, el rechazo por parte del Senado de la moción para garantizar la neutralidad de la red en España –no existe legislación europea y no parece que vaya a haberla- es el último paso para dar a Telefónica patente de corso para cobrar por todo y a todos con la excusa de la “calidad del servicio**”

Tampoco podemos olvidar que la moción ha sido rechazada por todos los partidos de la cámara a excepción del PP: PSOE, CiU, Entesa Catalana de Progrés (agrupación de partidos nacionalistas catalanes), Senadores Nacionalistas (PNV y BNG) y el grupo Mixto (agrupa a otros partidos menores entre los que está Coalición Canaria)

Creo que con lo expuesto aquí quedan demostrados, o al menos crea una duda razonable, cuáles son los intereses que mueven al  PSOE y a José Luis Rodríguez Zapatero. Queda claro que tienen un interés especial en convertir Internet en un espacio lo más cerrado y controlado posible para evitar cualquier tipo de manifestación pública en su contra, pero me sigue corroyendo la duda… ¿qué le ha ofrecido César Alierta a Zapatero para que luche con tanto ahínco por los intereses de Telefónica?

Fin de la entrada.

*Estrategia para una Europa digital, página 10

**Condiciones generales del servicio línea movistar adsl (PDF). En el apartado 4.2 muestra el caudal mínimo garantizado que va desde nada hasta el 50% en las opciones más caras o de empresa

Otros enlaces relacionados:

Iniciativa parlamentaria por la neutralidad de la red presentada por el PP (PDF)

Algunos vídeos del debate de la moción en el Senado

• Un botón de muestra del alto nivel de desconocimiento de quienes deciden por nosotros

El Gobierno español admite la ruptura de la neutralidad de la Red

El Senado vota en contra de la neutralidad de la Red por falta de consenso

Todo para el pueblo, pero sin el pueblo: crónica de una democracia enferma

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. WaterMan
    Nov 19, 2010 @ 02:00:15

    Yo la verdad es q lo q creo es q los POLITICOS están metidos en el ajo. Todos tienen acciones de alguna compañía de telecomunicaciones y lo q están haciendo es su agosto, para cuando no estén el el gobierno ya no solo cobrar su sueldo vitalicio si nos los beneficios de las compañías q ayudaron cuando estaban en el poder.

    Responder

    • Javier Sánchez
      Nov 20, 2010 @ 01:17:34

      No sé hasta que punto están metidos en el ajo los políticos. Sinceramente no creo que sean acciones -o al menos no sólo eso- lo que obtienen o pueden obtener de las compañías de telecomunicaciones. Creo que es más bien los beneficios directos que pueden obtener, como puestos en esas compañías o influencias políticas o económicas en otros ámbitos. El ejemplo más claro es quizás el de Eduardo Zaplana aunque imagino que existirán otros casos que han pasado desapercibidos.

      Por supuesto esto es aplicable a todas las opciones políticas y en todos los ámbitos empresariales, no ceñidos exclusivamente a las telecomunicaciones.

      Responder

  2. Trackback: Tweets that mention Días de lobbies y rosas « -- Topsy.com
  3. Trackback: Días de lobbies y rosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: