Camina como un egipcio

Camina como un egipcio

Y lucha como un libio, podríamos añadir. Porque hoy aparecen en el mapa nombres de países que hasta hace poco parecían no existir y fotografías de muertos que luchan por lo que nosotros hemos olvidado.

En un discurso a propósito de la rebelión en Egipto, Obama dijo: “En los últimos días, la pasión y la dignidad que han demostrado los ciudadanos de Egipto han sido una inspiración para todos los pueblos del mundo, incluido el de Estados Unidos, y para todos los que creen en que la libertad humana es inevitable”. Ciertamente ha resultado inspirador. Más aún si consideramos que el coste es mucho más alto por cada nuevo dictador que cae.

No voy a entrar a valorar si esta revolución ha sido provocada para las ganas de libertad, por el hambre, las necesidades o una juventud deseosa de cambios y de un futuro. Puede ser una razón, dos o lo más probable, todas. Tampoco creo que sea una revolución de Internet porque la red sólo ha sido una herramienta, importante sí, pero sólo eso. No hay que quitarle valor ni dignidad a las revueltas porque están costando muchas vidas, son reales y están en las calles.

Pero sí hay que valorar lo que significa. Esta revolución debería servirnos para aprender. Por un lado, aprender a valorar lo que tenemos, la libertad de la que disfrutamos y por la que tenemos que luchar día a día. De lo contrario corremos el riesgo de que poco a poco nos la vayan quitando vestida de consumo, televisión y fútbol.

Por otro, aprender a implicarnos más en nuestra responsabilidad social, la obligación que tenemos de exigir a quienes nos gobiernan que lo hagan de una manera ética, honrada y transparente. Y ser vigilantes a la hora de saber qué empresas son también éticas.

No me voy a extender, hay decenas de páginas sobre lo que está ocurriendo en los países árabes pero sí recomiendo que lean éste artículo. Sí, hay un tirano, un asesino gobernando en Libia, pero no estaría allí sin la ayuda de países y gobiernos occidentales y de poderosas empresas cuyo único fin es lucrarse. No exigimos a nuestros gobiernos que no tratasen –ni traten- con dictadores, y de esto somos todos culpables, no vale decir que no podíamos hacer nada.

Fin de la entrada.

El misterioso caso del temporal selectivo

Canarias en alerta por temporal

O eso al menos es lo que se puede inferir de los siempre inteligentes comentarios de nuestros sabios dirigentes. Para poner en antecedentes a aquellos de mis lectores que desconocen de qué hablo les diré que desde ayer parte de Canarias se encuentra en alerta roja por un temporal. Nuestras siempre avispadas autoridades han decretado que lo mejor es evitar riesgos innecesarios ante la peligrosa situación y por tanto… han decidido cerrar los colegios. Bueno, los colegios, las universidades, el parlamento…

Más

¡La ladrona cumple 1 año!

Celebrando el primer año de existencia, ¡gracias a todos!

Pues sí, hoy hace exactamente un año que se publicó éste artículo que marcó el comienzo de un nuevo proyecto personal y una declaración de intenciones. Desde entonces ha habido altibajos, meses en los que he escrito mucho y otros en los que no he subido nada, artículos que han tenido mucho éxito y otros que han pasado sin pena ni gloria.

Pero ha sido un año memorable y con algunas sorpresas. Una de ellas descubrir con mucha alegría que me lee más gente de la que imaginaba y otra mucha gente que jamás imaginé que me leería. En ambos casos muchas gracias. Otra sorpresa ha sido descubrir que pese a mi falta de frecuencia a la hora de escribir la ladrona es un proyecto que se mantiene vivo.

Así que hoy es un día para celebrar y para eso van a haber cambios en la ladrona que se irán mostrando a lo largo de este mes, empezando por el más visible que es el cambio de imagen del blog. Los más avispados se habrán dado cuenta de que tan sólo he cambiado la plantilla pero hasta que el presupuesto me lo permita no podré hacer algo más personalizado.

En los cumpleaños también es habitual pedir deseos: los míos son que el año que viene podamos celebrar otro aniversario juntos y que más lectores se unan a la ladrona en esta travesía que es la vida pero, sobre todo, que seáis muy felices.

A %d blogueros les gusta esto: