Toda historia tiene un comienzo…

Y aunque como diría mi pareja estoy diciendo algo obvio no deja de ser menos cierto. La razón del título de este primer artículo (no me gusta el anglicismo post) viene del tiempo que he tardado en empezar mi propio proyecto en Internet.

Desde hace años he tenido la inquietud de crear una web. Primero quise hacer algo muy relacionado con mi profesión como forma de promocionarme a través de Internet y como vehículo para aprender a programar páginas web. Luego pensé que mejor sería hacer algo que tuviese relación con mi trabajo pero que tuviera una orientación más colaborativa. Sobra decir que empecé ambos proyectos y que los 2 quedaron aparcados.
Más

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: