Lo innecesario de la reforma constitucional

La semana pasada asistimos una vez más a lo que se está convirtiendo en una triste norma en la política española: la toma de importantes decisiones políticas apresuradamente y sin el debido consenso político ni ciudadano. Lo más indignante –vocablo tan de moda- es que la resolución acordada por los dos principales partidos políticos españoles afecta directamente a la ley fundamental que nos rige, la Constitución de 1978. Y desde mi punto de vista, la forma en la que se ha hecho el cambio y el contenido de la reforma resulta insultante el primero e innecesario el segundo.

Zapatero y Rajoy en La Moncloa en 2010

Zapatero y Rajoy en La Moncloa en 2010

Más

A %d blogueros les gusta esto: