Vámonos de fiesta

Es el momento, #nolesvotes

Anoche de madrugada asistimos nuevamente a lo que, con demasiada pompa, se llama la fiesta de la democracia: comienza la carrera para las próximas elecciones municipales y autonómicas. Así que el próximo 22 de mayo tenemos una cita con las urnas para elegir a nuestros representantes, a aquellos que mandarán en nuestros ayuntamientos, cabildos y gobiernos autónomos.

Es muy curioso como funciona esto del lenguaje aplicado a la política. Y no me refiero a los discursos políticos, esos ejercicios de maravilloso virtuosismo en los que se puede hablar durante horas sin decir absolutamente nada. No. Hablo de usar palabras como soberanía, derecho, elección, compromiso para dar la sensación de que hay que celebrar algo, de que en esta fiesta los ciudadanos importamos. Aunque en realidad los representados nos terminamos sintiendo como patos de feria: de poco valor y tiroteados en casi cualquier circunstancia. Más

A %d blogueros les gusta esto: