La falta de memoria histórica

La revolución comienza en uno mismo

De las tópicos que se repiten año tras año en los colegios e institutos sin duda uno de los más populares es el de la inutilidad de estudiar ciertas asignaturas, para algunos incluso estudiarlas todas. Y me atrevería a decir que una de las asignaturas considerada más inútil es la de historia. Soy de los que consideran que debe seguir siendo una asignatura obligatoria aunque, desde luego, con un enfoque radicalmente distinto al de memorizar fechas, reyes, imperios o batallas.

La Historia es importante, nos indica de dónde venimos y nos ayuda a entender el porqué de muchas de las cosas que nos afectan en el presente, y en gran medida nos puede ayudar a dilucidar el futuro. Por eso dentro de unos años, al mirar atrás, nos daremos cuenta de la importancia de lo ocurrido este 15 de octubre y el efecto que habrá tenido en el rumbo político, social y económico de España y, quizás, del mundo occidental.

Más

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: