Relato: “Los números cuentan”

Quince años y un sólo amigo, su gato Elmer. Un amor declarado y un amor rechazado. Cinco paradas. Diez pisos. Una azotea. Un salto. Veinte segundos más tarde un golpe seco. Un grito.

Las Historias Perdidas

Con la apertura de este blog desde el cual lanzo al mundo mis pensamientos, empecé a desarrollar un anhelo que imagino tiene mucha gente: escribir.  No voy a decir que haya escrito cientos de páginas, emborronado folios con capítulos de prometedoras novelas o que tenga cuadernos llenos de maravillosas historias escritas durante años. Nada de eso. He escrito algún cuento en mi juventud que ha desaparecido para siempre, y algo de género poético que, para fortuna de todos, invité a irse a algún lejano vertedero. Así que escribir, he escrito más bien poco, pero siempre he tenido ese impulso que ignoro de dónde me viene.

Más

A %d blogueros les gusta esto: